viernes

Desde las pestañas hacia los pulmones, que te recorra el cosquilleo, que sientas que ronroneás. Y que no existe más nada. Desde los pulmones, que salga el grito.
Y que jamás, vuelvas a sentirte como antes, como hasta ahora.
Las piernas quietas para ahorrar energía, los cambios de luces, y el generador ficticio de suspenso, de sueños, a dónde va el invierno si nadie lo disfruta?
La planta de tus pies al suelo, como raíces, echando sal para no crecer, para no anclarse. Si te atrapan, estamos jodidos.
Que no te atrapen, podés correr muy rápido, yo sé que vos sabés. Y todos saben que nosotros sabemos. Pero ellos, no se dieron cuenta, y no van a hacerlo porque no quieren saber nada más a cerca de los gritos de los piadosos, de las lluvias constantes sobre los ojos, de la marea que crece y piensa en aplastarnos. Sin que te des cuenta, despacito. Golpeando todo lo que encuentre a su paso. Casi imperceptible, invisible te diré.
Como cuando sentís que tenés los pies para el otro lado, y las luces apagadas. Y plaf que le erraste en las respuestas y eso te pasa por hablar tanto. A la gente le gustan las personas calladas.
Si sigo escuchando estas canciones creo que voy a enloquecer, o lo que sería aún peor, volverme cuerda, tan cuerda que no sepa cuando es necesario respirar, y desvanecerme en el viento, en una melodía que te envuelve porque querés escaparte de todo esto, casi tanto como yo. Pero ahora somos cuerdos, y debemos comportarnos como tales. Y si te vas de viaje yo te digo lo que va a pasar.
Voy a extrañarte muchísimo. Porque acá no hace tanto frío como allá, y vas a poder escribir sobre esos inviernos. Algunos giles dicen que allá hace solsticio real.. A mi no me la venden.
Yo me voy porque tengo ganas de cambiar de aire, y vos? porque no te acompaño a seguir y me contás de que va todo esto?
Me pierdo, entendés?
Soy tan estúpida que me pierdo a penas doy un paso.
Si me baso en la experiencia no sé hasta que punto me agrada estar cuerda, o hasta que punto estamos todos locos. Ni siquiera sé que hago escribiendo acá, mi alma está seca.
Mi espíritu me habla constantemente, porque anoche no pudiste dormir, y hoy si que te levantaste muy temprano. Lo escuchás? seguís dando vueltas todavía?
Salvame de los encantos, y mostrame que hay otra magia, en donde no necesitamos rotulos.
Yo te extraño cielo.
Todos los días, y más aún, cuando las canciones me gritan que soy una cobarde.

No hay comentarios: